15 noviembre 2010

Porque somos simples humanos y fallamos y porque esa falla te cuesta la vida.
Porque estas esperando solo, sin entender.
Perdon por cada segundo que no podemos aliviar tu dolor y abrazarte.
Perdon hermano animal, porque todavia no somos dignos de defenderte.
Gracias por tu grandeza, que no sabe de prejuicios, ni venganzas y espera.