05 marzo 2011

-Hola, soy tu príncipe azul. El joven la miraba, con un poco de vergüenza .
- Perdona, pero yo creo que los príncipes azules no se anuncian, simplemente llegan, y te ocupan el corazón, sin apenas darte cuenta.
- Por lo tanto…
El joven no sabía si irse o quedarse escuchando a la bella joven sentada en ese café. Se empezaba a preguntar, porque tenía que haber ido a ese café y no a otro.

- Por lo tanto, tú no eres mi príncipe azul, y yo no soy tu princesa, asi que adios!

1 hechizos:

Mile! dijo...

Pobre chico, el con toda su buena fé se le confiesa a la joven, y ella, tan necia y terca lo rechaza, para mi que si es su principe azul, pero ella no se da cuenta, quizas no sea su prototipo, pero lo es...
que lastima..